Hides fotográficos

Hides fotográficos
22 de enero de 2021.   Autora: Silvia Briegas   Fotografía: Albert Masó/ Wild Images
 
Observar la abundante fauna sin molestarla, sin que nos vean y protegido de las inclemencias del tiempo. Para eso sirven los hides que se construyen en los hábitats donde abundan las especies, especialmente de aves, más interesantes de fotografiar.

Un hide no es más que un refugio, a menudo camuflado, que se utiliza para observar y fotografiar la vida silvestre de cerca. Los hay de diferentes características y los más eficaces suelen ser los que cuentan con un cristal espía, ya que permiten que el animal no vea al fotógrafo y su equipo.

En este tipo de hides tendrás que compensar la luz que resta el cristal espía así que prepárate para usar un objetivo que permita buena apertura de diafragma o subir mucho el ISO de tu cámara,

Para sacar el mejor partido a las fotografías en estas instalaciones, recomendamos usar lentes entre 300 mm y 500 mm. Si es zoom tendrás suficiente flexibilidad para captar a los animales en diferentes distancias. Y por supuesto, no te puede faltar un buen trípode.

Esta actividad requiere de mucha paciencia y algo de sacrificio, ya que tendrás que madrugar mucho para instalarte en el hide antes de que amanezca, y pasarás varias horas dentro esperando a que aparezcan (o no) las diferentes especies.

Una vez dentro del hide, ten en cuenta que no podrás salir hasta la hora señalada por los organizadores, de manera que es muy importante que lleves contigo suficientes baterías y tarjetas de memoria. Llevar agua y algunos snacks y asegurarte de no necesitar el baño en unas cuantas horas también son buenas medidas a tener en cuenta.

Desde hace algunos años, debido a la proliferación de las cámaras digitales y la mayor disponibilidad de hides en muchas zonas naturales protegidas, se ha abierto debate sobre si este tipo de instalaciones mantienen un buen equilibrio entre la actividad comercial y la conservación y estudio de la fauna.

Por eso es importante siempre informarse bien de las condiciones en las que se gestionan los hides fotográficos y cumplir siempre las normas de uso, las cuales, a una escala general, te presentamos aquí junto algunos otros consejos para maximizar el uso del hide:

  • Apaga tu teléfono móvil o mantenlo en silencio.

  • Si cuando entras es de noche, evita usar linternas que puedan perturbar a los animales.

  • Procura no hablar y, si necesitas hacerlo, hazlo en voz muy baja.

  • Lleva ropa oscura, verde, negra o de camuflaje; así serás menos visible cuando entres y salgas.

  • Nunca se debe salir en mitad de una sesión por larga que resulte

  • Si los hides no tienen cristal espía, intenta que tu objetivo salga lo justo de las troneras y no hagas movimientos bruscos con ellos para que las especies que llegan no se espanten.

  • Está terminantemente prohibido fumar.

  • Asegúrate de que quien lo gestiona no ceba a los animales para atraerlos o, si lo hace, que sea con la aprobación de los organismos reguladores. Si no se hace correctamente puede ser muy dañino para la conservación y buen comportamiento de las especies.

  • Lleva los snacks en bolsas o envoltorios que no hagan ruido al manipularlos.

  • Deja el hide tal y como te gustaría encontrarlo y llévate contigo la basura que generes.

Los 3 hides fotográficos que debes descubrir en España y un “escondite” un poco diferente

  • Lince: Hide de la Charca

La Sierra de Andújar (Jaén), es el lugar más propicio para fotografiar al majestuoso lince ibérico. Dentro de la zona protegida, existen varios hides que permiten la fotografía de esta especie con resultados muy espectaculares.

El Hide de la Charca es muy recomendable porque está a tan sólo 10 minutos en 4x4 de la zona donde suelen estar los alojamientos y se evitan largos trayectos para llegar. Es además de los mejor equipados de la región, con sillas y wáter químico y su cercanía a la charca permite conseguir fotografías de los linces a unos 3-6 m de distancia.

Además, nos encanta saber que su gestión la llevan a cabo fotógrafos muy involucrados con la conservación de la fauna, favoreciendo así una experiencia fotográfica más responsable y sostenible.

  • Lobos: Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León

Este centro de investigación y conservación del lobo ibérico se encuentra en las inmediaciones de Puebla de Sanabria (Zamora), y cuenta con unas instalaciones excelentes para conocer la especie y fotografiar a los lobos que viven en el centro en situación de semi-libertad.

El recinto dispone de tres observatorios elevados con la intención de que los ejemplares puedan ser observados sin alterar sus pautas de comportamiento natural.

Si bien no se trata de hides en la naturaleza, la visita a este centro te aportará una experiencia muy completa para conocer de verdad a esta especie y apreciarla mejor.

  • Buitres y otras aves de envergadura:

Este es nuestro último descubrimiento: el hide en altura del Valle de Iruelas (Ávila). Este hide, de reciente construcción, sólo cuenta con dos plazas, pero si eres uno de los afortunados que lo visita podrás conseguir fotografías de buitres leonados y negros en pleno vuelo que te impactarán.

Además de la gran abundancia de buitres que hay en la zona, podrás avistar otras muchas rapaces y aves más pequeñas. Ah, y si tienes suerte, podrás captar al águila real y la imperial, que también se “dejan caer” por aquí.

Nos encanta porque el acceso es muy limitado y se hace de manera controlada y responsable, pudiendo acceder a él sólo previa reserva. Situado en la parte alta del parque natural, el acceso sólo puede realizarse a través de la gestora del valle, y desde Descubrir tenemos un convenio para coordinarlo de manera directa con ellos y estamos preparando un nuevo viaje fotográfico a la zona para la próxima primavera.

El hide dispone de wáter, y una muy buena visibilidad y aislamiento de la temperatura exterior. Y para nosotros, lo mejor de todo es el guarda forestal, Maxi, que además de guía, es un excelente profesor que te contará muchos detalles interesantes sobre las aves, el valle y su conservación.

¿Y lo del escondite?

Pues este es un pequeño secreto que nos ha contado nuestro guía-fotógrafo Mario Rubio y se trata de un lugar privilegiado en las inmediaciones del aeropuerto de Tenerife Norte donde podrás fotografiar a los pájaros más grandes que surcan nuestros cielos: ¡los aviones!

El sitio exacto sólo lo conoce él y por eso estamos organizando un viaje fotográfico a Tenerife para el próximo mes de mayo en el que tal vez desvele ese lugar tan especial.

¿Te gustaría venir a Tenerife con Mario Rubio y descubrir este escondite?

Ponte en contacto con nosotros y te contamos más sobre esta nueva ruta fotográfica que organizamos con AUSTRALphoto.