Viajar a Egipto ahora

Viajar a Egipto ahora

23 de noviembre de 2020   Autora: Mª Luz González

¿Alguna vez has soñado con descubrir las pirámides de Egipto o hacer un crucero por el Nilo?

Pues aunque no te lo parezca, este es el momento ideal para hacerlo.

Es cierto que este año el COVID-19 no nos está dando muchas oportunidades de viajar pero podemos darle la vuelta a la situación y elegir ver el vaso medio lleno.

Y es que, este es el momento perfecto para ver todos los monumentos emblemáticos de Egipto sin la habitual masificación de turistas.

Además, Egipto es uno de los pocos países donde ahora mismo se puede viajar, y para hacer del viaje una experiencia segura, las autoridades locales han implementado una serie de medidas de prevención y control de la pandemia que parecen estar funcionando con éxito.

¿Qué requisitos hay que cumplir para viajar a Egipto?

El país abrió sus fronteras el 1 de julio y ha ido progresivamente abriendo sus ciudades y regiones a los viajeros internacionales, midiendo el impacto del turismo en la evolución de la pandemia para ajustar las medidas de seguridad y prevención en cada momento.

Para viajar a Egipto a finales de 2020 o inicio de 2021 necesitarás:

  • Presentar un certificado impreso de la prueba PCR negativa realizado menos de 72 h antes de la salida del vuelo.

  • El certificado debe estar emitido en inglés y/o en árabe y ser expedido y sellado por un laboratorio oficial. Además debe indicar el tipo de muestra que se ha tomado y expresar claramente que se trata de un test PCR.

  • Contar con un visado, que se puede adquirir en el aeropuerto de entrada a Egipto. Este visado cuesta 25$, o su equivalente en euros o libras egipcias. También puedes tramitar el visado por vía electrónica con siete días de antelación a la fecha de salida en el siguiente enlace: www.visa2egypt.gov.eg.

  • Completar un formulario de salud pública a la llegada (Public Health Card)

  • Llevar un seguro de asistencia en viaje que cubra los gastos médicos en caso de que necesitar atención médica por COVID-19 en el país.

A tu regreso a España, es posible que necesites presentar una nueva PCR, ya que la normativa española se va actualizando sin previo aviso. Para ver la información actualizada para regresar a España puedes acceder a la web de tu aerolínea y a la web del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Consejo Descubrir: La mayoría de  las pólizas de seguros incluyen ya coberturas relacionadas con el COVID-19, como la asistencia en viaje en caso de síntomas de la enfermedad, o el reembolso de los gastos de anulación si das positivo por PCR antes de viajar.

Consulta con diferentes aseguradoras y compara coberturas y precios. Ahorrarás dinero en el total del coste de tu viaje asegurándolo desde el momento de la reserva y estarás tranquilo ante las incidencias que te puedan surgir.

¿Ya hay vuelos a Egipto?

Egyptair retomó los vuelos el 19 de julio de 2020 y desde entonces está operando sus rutas programadas con regularidad. Esta aerolínea opera vuelos directos desde Madrid y Barcelona hasta El Cairo y facilita las conexiones con vuelos domésticos a Aswan, Luxor o Sharm El Sheik, entre otros destinos.

El personal de a bordo lleva equipos de protección personal y se han implementado protocolos específicos para reducir el contacto y aumentar la limpieza de los servicios y otras zonas de contacto habitual en el avión. También entregan kits gratuitos de higiene con máscaras, guantes, desinfectante de manos y una bolsa para deshechos a todos los viajeros y siguen dando servicio de comidas a bordo.

¿Y una vez allí?

Los desplazamientos entre las gobernaciones del país están permitidos desde el 1 de septiembre de 2020. En la web del Ministerio de Asuntos Exteriores puedes ver las normas actualizadas para viajar a Egipto en todo momento.

Igual que aquí en España, tendrás que llevar la mascarilla en todo momento, cuidar tu higiene de manos y guardar la distancia de seguridad, lo que no es muy difícil ya en estos momentos no un destino masificado ni encontrarás mucha gente en la calle.

Las atracciones turísticas como las pirámides, los templos de Abu Simbel, o el Valle de los Reyes están abiertas y en funcionamiento, así como los restaurantes y tiendas, donde tendrás que observar la normativa vigente en cada momento en cuanto a restricción de aforo (50% desde septiembre) y horarios (restaurantes hasta medianoche, tiendas hasta las 22 h).

El gobierno ha implementado además una serie de protocolos a todas las actividades turísticas como transporte, cruceros, excursiones y visitas guiadas, alojamientos, etc., que aseguran una protección adecuada para los viajeros.

¿Qué visitar en Egipto aparte de las pirámides y los templos?

Egipto tiene mucho más para descubrir que las pirámides y los templos milenarios. Como seguro que estos los tienes ya incluidos en tu itinerario, te proponemos varias actividades alternativas con las que completar tu experiencia en el país de los faraones.

  • Visitar un pueblo Nubio

Los Nubios son un pueblo indígena de Egipto cuyas tierras fueron destruidas cuando se construyó la presa de Aswan en los años 60. Con la creación del lago Nasser, que sumergió lugares de gran importancia histórica, se desplazó a la mayoría de ellos hacia tierras del sur y Sudán, donde han tenido que empezar de cero.

Desde 2011, esta etnia, que es una de las más antiguas del continente africano, ha alzado la voz para reclamar los derechos y la protección que merecen. A la vez, han creado negocios que se apoyan en el turismo, como los pueblos Nubios que se pueden visitar en las rutas por el Nilo.

Descubre más sobre este pueblo en el Museo Nubio de Aswan y conócelos de cerca en las tiendas, mercados y pueblos de la zona. Incluso puedes disfrutar de una cena con una familia local, un momento perfecto para conocer mejor su forma de vida y sus costumbres.

  • Navegar el Nilo en faluca o dahabiya

Esta es una experiencia de lo más local si se compara con los grandes cruceros que navegan por el Nilo. Estos barcos de madera, a menudo regentados por la población local, y permitirán aproximarte más a las orillas del río, que es donde la vida de los egipcios pasa de verdad.

Impulsados por velas o pequeños motores, las falucas son muy básicas (no tienen baño ni cabinas) pero puedes pasar una noche en una y dormir viendo las estrellas al arrullo del río. El mejor espectáculo de luz y sonido que podrás ver en Egipto.

Las dahabiyas son una gran alternativa a los grandes cruceros de todo incluido. Estos barcos son más grandes que las falucas y pueden transportar hasta 20 personas. Aquí dispondrás de cabinas con baño privado y en cubierta tomarás las comidas y cenas preparadas por el chef de a bordo con productos locales.

Algunas de ellas son auténticos barcos de la época victoriana y otros son réplicas, pero en todos te sentirás como un viajero de los que en otra época redescubrieron el Nilo y sus tesoros olvidados.

  • Descubrir Alejandría

Son pocos los viajeros que incluyen esta emblemática ciudad en sus itinerarios. Y la verdad, merece muchísimo la pena visitarla.

Es uno de los centros culturales más activos del país y un destino imprescindible si quieres ver otra cara de Egipto, menos tradicional y turística.

También es un lugar genial si te gusta probar la comida local en su versión más sofisticada (y económica). Prueba el marisco en alguno de los restaurantes a la orilla del mar, o entra en alguno de los cafés donde la gente local ama pasar su tiempo libre y prueba uno de sus ricos pasteles.

Te recomendamos recorrerla a pie para descubrir la huella griega, romana y egipcia entre su arquitectura  y sumergirte el ambiente mediterráneo y, a momentos, europeo de sus calles.

¿Tienes poco tiempo en la ciudad? Asegúrate de visitar el fuerte de Qitibay, las Catacumbas y el paseo marítimo para llevarte una buena impresión de la ciudad.

  • Recorrer desierto y el oasis de siwa

Algunas de las poblaciones más remotas de Egipto al alcance de los viajeros es el oasis de Siwa.

Apartados de las rutas turísticas desde 2015 debido a las restricciones de seguridad impuestas por el gobierno frente a las escaramuzas el Estado Islámico, empieza de nuevo a recibir viajeros dispuestos a renunciar a algo de comodidad a cambio de descubrir la esencia del Egipto más rural.

  • Las playas del mar Rojo

Un clásico básico. Las playas del mar rojo, en especial las de la costa oriental son el final feliz de un viaje por Egipto. Aguas turquesa, playas interminables y fondos marinos llenos de peces y corales de colores.

Te recomendamos ir a Hurgada o Dahab por ser accesibles por carretera, lo que te ahorra tiempo y dinero si lo comparas con volar al famoso Sharm el Sheik.

Y es que, después de tantos templos, tantas pateadas urbanas y tantas emociones, sólo apetece relajarse ¿verdad?

¿Quieres descubrir Egipto?

Mira los viajes a Egipto que hemos organizado para los próximos meses.

Estos itinerarios podemos personalizarlos para ti y tus amigos/familia con estas experiencias alternativas que te hemos contado en este artículo, entre otras muchas.

Así que, cuéntanos tú, ¿cómo te imaginas descubriendo Egipto?

Otros artículos sobre Egipto: