Descubrir Tours, la agencia especialista en viajes a Nepal, Ecuador y Guatemala
image

Galle, Sri Lanka

Oct 4 2020

Galle es una visita ineludible en cualquier viaje por Sri Lanka. En la esquina sudoeste del país, a unos 120 Km. de Colombo, la ciudad recorta su silueta colonial frente al océano y recuerda al viajero los afanes colonialistas de los europeos.

Pero ojo, pese a su patente doble identidad, colonial y marinera, el pasado de la ciudad se remonta hasta tiempos inmemoriales. La actual Galle no es otra que el puerto de lo que fue la antigua Tharsis, aquella misma de la que se hace eco la Biblia y de la que el Rey Salomon importaba exóticas especias, marfiles y pavos reales. No es de extrañar, pues, sabiendo un poquito de su extenso pasado, la despreocupada mezcolanza de tradiciones, religiones y razas con la que Galle recibe al viajero.

Los puertos pesqueros siempre tienen algo que recuerda la volubilidad de los avatares históricos, de la adecuación de los territorios y sus poblaciones al capricho del poder imperante, a todo lo que, en definitiva, en la historia viene y va. Galle tiene esa impronta de ciudad de carácter, de vuelta un poco de todo….

Acercándote a Galle, las barcazas y los puestos de pescado al lado mismo de la carretera constituyen un buen comité de bienvenida: es la Galle marinera, la de casa blancas, impolutamente encaladas y con motivos en azul brillante: nudos, insignias, veleros…

Pero lo más notorio de la ciudad, a día de hoy, es, sin embargo, su famoso fuerte, el más grande de los construidos por europeos en el continente asiático y eso da que pensar: esa inmensa fortaleza pareciera no casar del todo con ese otro lado tan humilde y tan marinero.

Y es que en Galle no todo es lo que parece y eso hace de su centro histórico un paraíso para los amantes de los rincones. El viajero puede disfrutar como en pocos sitios recorriendo las calles de la ciudadela. Paseando por sus murallas, cruzando sus puertas y adentrándose en sus pasadizos. Aquí una torre de ladrillo de factura europea, allá un túnel que atraviesa los muros… Hay momentos de Galle en los que uno se puede esperar casi cualquier cosa a la vuelta de cada esquina.

El atardecer, hablando de momentos, es perfecto para pasear frente al mar, entre el baluarte de la punta sur, situado en un promontorio flanqueado por acantilados, y el Faro de Galle. La torre blanca surge entre las palmeras del baluarte del este, recortándose frente al océano: a un lado las olas, al otro la ciudadela.

Por el camino, mirando hacia dentro, nos encontraremos varias mezquitas, la de Meeran destaca con su fachada blanca y sus dos torres frente al mar, Pero si levantamos la vista, más adentro en la ciudad, atisbaremos alguna que otra torre de alguna iglesia cristiana.

Puede ser tan chocante como atractivo encontrar esa convivencia de tradiciones tan concentrada. La iglesia de Todos los Santos o la Groote Kerk dan idea de la fidelidad de los europeos a la hora de exportar sus patrones y el contraste brutal de estos con su entorno. Primero los portugueses, luego los holandeses y finalmente los ingleses dejaron huella en el territorio, construyendo y reconstruyendo, habilitando, un mapa cronológico del orden imperante en cada época.

Es en parte por este importante legado por lo que Galle es Patrimonio de la humanidad, pero solo en parte. El resto es un alma irreverente que da alguna manera ha estado siempre allí. Desde los tiempos del Rey Salomón, persas, árabes, chinos, europeos y muchos otros han pasado por aquí dejando sus rastros, muchos otros pasarán dejando los suyos y lo que los une y da cuerpo es Galle, en esencia y presencia.

Jesús del Caso

PD: ¿Tú también quieres descubrir Galle? Mira los itinerarios de viaje donde hemos incluido esta ciudad imprescindible de Sri Lanka.

Nuestros últimos artículos

Diario de viaje a Jordania

En este artículo te contamos nuestra experiencia de viaje por Jordania. Un país realmente cautivador por su cultura y su gente.

Auroras boreales en Islandia

Cómo ver auroras boreales en Islandia

¿Alguna vez has soñado con ver Auroras Boreales en Islandia? Si este 2024 quieres hacer realidad ese sueño, te contamos unos cuántos datos para sacarle todo el partido a la experiencia.

Día de Muertos en México